Envios a Todo México 95 Pesos * Aceptamos Pagos por Paypal , Efectivo en Oxxo y Transferencia Bancaria

Diferencia entre té y tisanas

En los cafés se han vuelto populares las ricas infusiones frutales llamadas tisanas. A primera instancia podemos pensar que se trata simplemente de un té frutal, pero existen diferencias tanto en el proceso de elaboración de un té a una tisana, hasta la forma en la que infusionamos dichas bebidas. Hoy veamos la diferencia que encontramos en ambas y disfrutemos de ellas como más nos guste.

Diferencia entre té y tisanas

De hecho, antes de empezar con las diferencias debemos también tener en cuenta que una infusión por sí misma es otra preparación de té, sería como decir, un moca, un cappuccino y un espresso, todos se prepara con café, por lo que son café, pero tienen además sus diferencias características. Así la infusión o el nombre de infusión, se usa para denominar ese proceso de extraer los sabores de hojas, flores, frutos, cortezas o plantas en general por medio de agua caliente, nunca que haya llegado al punto de ebullición.

Aunque lo anterior es quizá con el afán de ser bien precisos, porque popularmente se le llama té a cualquier infusión, pero formalmente este término se refiere sólo a la infusión obtenida de la planta camellia sinesis, pero seamos sinceros, lo más común es que usen el término general de tomar un tecito para cualquier bebida que te ofrezcan, ya sea de manzanilla, canela, limón, etc.

Ahora sí, qué es una tisana

En primer lugar debemos decir para quien no la ha probado es que es muy rica, ya que es una mezcla de sabores en frutas deshidratadas, hojas y especias que quizá en el té se mantienen más puros pues disfrutamos de tés de una sola planta o flor, que en ocasiones sí se combinan pero que no tienen ese abanico de gustos variados que por lo general ofrece una tisana.

La tisana curiosamente sí admite que se llegue al punto de ebullición, ya que así las frutas secas que la componen pueden soltar todo su sabor, mientras que en el té esto quema las hojas, lo que le proporciona un desagradable sabor metálico. Se parece mucho la tisana a los ponches de fruta que podemos disfrutar en algunos países de Latinoamérica.

Qué es un té

El té se elabora a partir de hojas, flores o especias secas. De hecho una anécdota curiosa es que la presentación tan popular que hoy conocemos de saquitos fue un accidente ya que solamente se pretendía dar muestras individuales de té para prepararse de la manera regular, pero a quienes recibieron los saquitos les pareció bien infusionar el té en ellos, y de ahí que existe esta presentación.

Lo importante en el té es dejar salir sus aromas y sabores, así como jamás elaborarlo con agua hirviendo como ya mencionamos. El sabor es más sutil al de una tisana, y por ende es una preparación más relajante, aunque el té verde es un estimulante excelente que despierta y da energía.

Así ahora puedes saber qué diferencias existen en estas preparaciones y cuál te apetece dependiendo del antojo que quieras saciar ¿té o tisana?, las dos sin deliciosas. 

Conoce las recomendaciones de Julio
Bego Martinez
Bego Martinez

Autor